El pasado viernes 23 de octubre, los alumnos de infantil disfrutaron de la obra de teatro de títeres “Pelopincho y la naturaleza”.

En ella, no solo bailamos y cantamos al ritmo de pegadizas canciones, sino que aprendimos cómo hay que cuidar el medio ambiente. Y es que a “Pelopincho”, un dinosaurio grande y divertido, si hay algo que le preocupa es que nuestro mundo esté lleno de plantas y animales con los que divertirnos el tiempo libre. Pero también a “Pelopincho”, con tanto baile, se le olvidan las canciones; menos mal que su amiga Felisa y las marionetas le recuerdan lo olvidado. Canciones, bailes, marionetas, dinosaurios y aprender sobre el medio ambiente… la mejor manera de acabar la semana.

GALERÍA FOTOGRÁFICA