Los alumnos de 3º de Primaria están aprendiendo a  manejar el dinero, operaciones de cálculo mental como sumas, restas, lo aplican a la vida diaria comprando en nuestro mercado improvisado. Deben controlar que les den bien el cambio, si no, pondrán una hoja de reclamaciones.

Esta actividad tan lúdica engloba varias competencias y aprenden a resolver situaciones de la vida diaria a través del juego: ¡Ya están preparados para ir de compras!