El 15 de octubre, en Roma, el papa Francisco canonizó solemnemente a San Faustino Míguez.

Este sacerdote escolapio fundó en Sanlúcar de Barrameda la congregación de las Madres Calasancias para atender a las niñas que, en aquella época no tenían acceso a la educación.

Este acontecimiento nos llena de alegría y gratitud, tanto a los padres escolapios como a las madres calasancias. Alegría y gratitud que queremos compartir con todos los que formamos parte de nuestro Colegio Calasancio Hispalense: alumnos, familias, antiguos alumnos y profesores.

Para expresar estos sentimientos de Familia Calasancia, os invitamos a participar en la eucaristía que se celebrará en la catedral de Sevilla y cuya información más precisa se encuentra en el documento adjunto.

Estaremos encantados de encontrarnos ese día convocados por este nuevo santo escolapio.