Ya de regreso de una experiencia inolvidable, nos queda el cansancio acumulado por los días de “turisteo” y los recuerdos de lo vivido.

Conocer otras culturas, desenvolvernos en otro idioma, ser autónomos, conocer el mundo, disfrutar de los amigos, convivir con los profesores, probar otra gastronomía, reírnos…, quedarnos con la sensación de que merece la pena volver.

Han sido cuatro días muy intensos en los que hemos podido visitar los principales museos de la ciudad de Londres: British Museum, National Gallery y Natural History Museum; fotografiarnos en los monumentos más importantes, ya sea Buckinham Palace o Tower Bridge; y conocer de primera mano los encantos de lugares como Picadilly Circus, Candem Town o China Town.

GALERÍA FOTOGRÁFICA