El viernes pasado, 2º de Bachillerato asistió a la dinámica anual de Orientación sobre el control del miedo.

La ansiedad forma parte de este curso casi de forma tradicional debido a la cercanía de la Universidad y la lucha por los estudios elegidos. El experimento, en la sala de psicomotricidad, consistió en demostrar cómo manejando parámetros corporales y físicos, podemos prevenir que nuestro miedo nos juegue una mala pasada. Fue muy divertido, interesante y útil. Nuestros chavales descubrieron hasta qué punto pueden manejar sus emociones y ponerlas al servicio de su objetivo.