Introducción


En el año 1887 los Padres Escolapios de Sevilla compran la antigua casa-palacio de los Ponce de León,  Señores de Marchena y Duques de Arcos y Osuna, obra arquitectónica del siglo XIV, que estaba situado en la antigua Plaza de la Paja, hoy llamada Plaza de Ponce de León, realizándose grandes reformas, entre las que destaca, la construcción del Patio de la Virgen, obra del arquitecto Juan Talavera Heredia.

El colegio fue fundado por el padre Francisco Clerch, con el nombre de Calasancio Hispalense, en honor al fundador de la orden, San José de Calasanz y a la ciudad que lo albergaba, Hispalis(Sevilla), dedicándose expresamente a la enseñanza y educación de los niños.

En 1952, adquieren el Convento de los Terceros, obra arquitectónica monacal barroca del siglo XVII, que era colindante con la antigua casa-palacio de los Duques de Arcos y Osuna, y que sirvió  para ampliación del colegio.

Con la incorporación de Antonio Martín Flores en 1951 como profesor de Educación Física, los alumnos del colegio comienzan a practicar las distintas modalidades deportivas, Baloncesto, Balonmano, Balonvolea, Atletismo, participando en las distintas competiciones Escolares.

En la temporada 1959-60, el equipo del colegio participa en el  primer campeonato escolar que se celebra de Balonvolea, entrenado por Antonio Martín Flores, consiguiendo clasificarse Subcampeón de España en la categoría infantil.

El primer campo de Voleibol que se utilizó, estaba situado en el lateral del campo de Fútbol, también llamado Patio de los Internos.

A partir del año 1964, se hizo cargo  del equipo, el también profesor de Educación Física del colegio, Luciniano Rodríguez Santamaría, trabajando con continuidad en los alumnos del colegio, desde las primeras edades de infantiles(13 años), hasta finales de juveniles( 17 años), consiguiendo crear una gran cantera de jugadores, haciendo del equipo del colegio la primera potencia del Voleibol Sevillano y Andaluz de la época, desbancando a la Universidad Laboral de Sevilla, y consiguiendo numerosas éxitos deportivos.

A partir de esta época, los partidos comenzaron a jugarse, en el Patio de las Columnas, y la equipación que se utilizaron fueron, inicialmente, camisetas a rayas verticales, celestes y negras, pasando posteriormente a utilizarse, las camisetas de rayas rojas y negras, convirtiendose esta equipación  en el símbolo del colegio Calasancio Hispalense.

Los pantalones de deporte eran de color blanco, aunque también se utilizaban rojo o negras, ya que hacían juego con la camiseta de rayas rojas y negras.

El chándal que se utilizaba era de color rojo, y también se convirtió en un símbolo del colegio durante esta primera época.

También es importante destacar la labor de apoyo y fomento del Deporte en general y del Voleibol en particular, realizada desde la parte institucional del colegio, por parte del Padre Eloy, y posteriormente, por el Padre César Sobrino, aportando la infraestructura del colegio (instalaciones, medios, etc,), y sin cuya colaboración, hubiera sido muy difícil conseguir los éxitos obtenidos.

El equipo del colegio quedaba campeón de Sevilla y Andalucía en los campeonatos Escolares en, prácticamente todas las temporadas de la segunda mitad de la década de los 60 y comienzo de los 70.

En la Temporada 1971-72, se crea el Club Polideportivo Calasancio Hispalense, comenzando a  participar en la categoría senior en 2ª División.

Ante la imposibilidad de asistir a los desplazamientos que requería la 2ª División, por motivos profesionales, Luciniano Rodríguez Santamaría deja como entrenador de la categoría senior, al  preparador Nacional de Voleibol,  Pepe Díaz,  que ya ejercía como jugador, continuando Luciniano Rodríguez Santamaría, como Director Técnico del Club Calasancio Hispalense.

Pepe Díaz, se hizo cargo de los entrenamientos a partir de la temporada 1972-73,  realizando una excelente labor como entrenador, y consiguiendo el ascenso a 1ª División, siendo el primer equipo Sevillano y Andaluz que ascendía a la división de Honor de Voleibol.

El Equipo se mantuvo dos temporadas en 1ª División, 1973-74: 7º clasificados y 1974-75: 9º clasificado, descendiendo en esta temporada  por problemas de presupuesto.

El Club Calasancio Hispalense permaneció en 2ª División, anteponiendole distintos nombres,  según el Patrocinador que corría con los gastos de la temporada, desligandose, en la ultima etapa, totalmente del colegio, hasta que en 1994 desaparece definitivamente de las competiciones deportivas de Voleibol.

En Septiembre de 1974, el colegio de los Escolapios se trasladó a Montequinto, derribandose parte del antiguo edificio del colegio, siendo sustituido por un bloque de viviendas.

En el nuevo colegio de Montequinto, Francisco Fraile Estival, se hizo cargo de los entrenamientos de Voleibol de las categorías infantiles y juveniles.

El Patio de las Columnas, donde se jugó a Voleibol durante tanto tiempo, se salvó de la piqueta, debido a ser considerado Monumento Nacional, por haber sido el Claustro principal del Convento de los Terceros, siendo restaurado por Emasesa, y conservandose como un hermoso patio Barroco.

 

 

En la foto adjunta se puede contemplar el estado actual que presenta el antiguo Patio de las Columnas,  Patio Claustral del Convento de los Terceros, en donde los  equipos de Voleibol del colegio jugaban a Voleibol, y que fué restaurado por Emasesa en 1990.

Al contemplar hoy en día el antiguo Patio de las Columnas, cuesta trabajo encajar que, en este espacio, se pudo jugar algún día a Voleibol, quedando como único testigo de tantos recuerdos, las huellas del oxido incrustado en el mármol blanco de las columnas Dóricas, provocada por las argollas que sujetaron la red de Voleibol durante tantos años, y que permanecen en las dos columnas centrales.

 

 

Esperamos tus colaboraciones. ¿Tienes fotos de Promociones o Revistas de esos años? Mándanos un correo, Si tienes fotos de Voleibol, Mandanos un correo, por favor.