Background Image
Previous Page  6 / 118 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 6 / 118 Next Page
Page Background

6• JUNIO 17

Ahora que se acaba el curso,

llega el momento de hacer ba-

lance de lo ocurrido durante el

año, de recoger en las memorias

una evaluación que sirva como

punto de par tida de aquello que

mejorar, de planificar los objeti-

vos para empezar de nuevo en

septiembre.

Pero todos esos objetivos de-

ben tomar sentido a través de

millones de ideas y deseos que

se entremezclan con la realidad

y sus limitaciones, pero que ron-

da siempre nuestras cabezas en

forma de sueños.

Porque más allá de eso soña-

mos con un Cole donde apren-

der fuese más impor tante que

aprobar, donde los deberes

se llamasen tareas y sirviesen

como medio para mejorar,

donde los fallos y errores fue-

sen una nueva opor tunidad de

aprender, y donde la conviven-

cia y el diálogo fundamentaran

la clave del éxito.

Un Cole donde nuestros

alumnos fuesen conscientes de

estar aprendiendo, de para qué

lo aprenden y de cómo aplicar

lo aprendido.

En nuestros mejores sueños

los alumnos vendrían al Cole

emocionados, deseosos de en-

frentarse a retos y no a proble-

mas. Buscarían soluciones más

allá de los resultados. Les move-

ría el interés y no la obligación.

La curiosidad sería el motor que

moviese su búsqueda y los po-

sitivos dejarían de ser marcas en

un cuaderno, para ser marcas en

la autoestima del que se acerca

a aquello que se propuso.

Un Cole donde los docentes

se formarían de manera conti-

nua, superarían los límites de su

zona de confor t. Docentes que

no tendrían reparos en ceder

el protagonismo a sus alumnos

en el proceso de aprendizaje,

acompañándolos y dejándolos

ser, completando los conteni-

dos curriculares con aquello

que no figura en los libros de

texto: tolerancia a la frustración,

solidaridad, trabajo cooperativo,

creatividad…

Donde las familias se sintie-

sen impor tantes, par te de la

comunidad educativa y par tici-

paran abier tamente de la fiesta,

de las clases, de los objetivos…

Familias que vendrían al Cole a

aprender aquello que sus hijos

van a necesitar de ellos en algún

momento, a compar tir sus ex-

periencias, sus miedos, sus pro-

pios sueños...

Soñamos con un Cole donde

los alumnos no vivieran el deber

de asistir como una obligación

sino como par te de un proce-

so que va ligado a su derecho a

aprender.

Ahora nos toca ponernos a

trabajar en ello para conseguir

que sea un poco menos sueño.

EQUIPO DIRECTIVO

Imagina

que seguimos soñando…