Background Image
Previous Page  4 / 118 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 4 / 118 Next Page
Page Background

4• JUNIO 17

Innovar en educación,

400 años después

Alberto Cantero

Escolapio laico. Coordinador General de la red de colegios escolapios, 17

centros, en La Rioja, Aragón, Euskadi, Navarra, Soria y Andalucía.

Hacer de diferente manera

lo que uno hace habitualmen-

te siempre es difícil. Si lo llevas

haciendo 400 años, todavía

más. En este empeño esta-

mos los Escolapios de todo el

Mundo, más ahora, que recor-

damos que en 1617, nuestro

fundador, el aragonés José de

Calasanz, fue pionero en pro-

curar educación para todos,

especialmente para los que

más la necesitan.

Ciertamente, innovar en

Educación es más necesario y

más difícil que en ningún otro

ámbito.Mientras que cualquier

organización con vocación de

ser útil, debe responder a al-

guna necesidad presente en

la sociedad, quien se dedique

hoy en día a la educación,

debe capacitar a sus alumnas

y alumnos para afrontar retos

que ni ellos mismos, ni sus fa-

milias, ni los gobiernos, ni los

propios educadores alcanza-

mos a imaginar. En las aulas de

todo el Mundo está sentado el

futuro de la Humanidad; y de

lo que aprendan, o no, depen-

derá cómo será ese futuro.

El objetivo de la educación

en los colegios, más allá del

aprendizaje de los conceptos

imprescindibles para seguir

aprendiendo, que cada vez

son menos y más rápidamen-

te se quedan obsoletos, se

ha empezado a centrar en el

desarrollo de las competen-

cias clave, necesarias para el

aprendizaje a lo largo de toda

la vida.

Este cambio de enfoque del

currículo está obligando a una

profunda transformación en

las metodologías.No se puede

enseñar igual unos conceptos

con el objetivo de una repeti-

ción mecánica posterior que,

por ejemplo, la competencia

requerida para el liderazgo

del trabajo en equipo o para

el ejercicio solidario de la ciu-

dadanía. El ser conscientes de

cómo pensamos y hacerlo de

forma crítica, el conectar dife-

rentes áreas de conocimiento

a través de proyectos inter-

disciplinares, el aprender en

equipo simulando problemas

reales, el aprendizaje a través

del juego, son modos que se

van generalizando en nuestras

aulas.

Del mismo modo, el rol del

profesor, cuyo mayor empe-

ño era transmitir sus conoci-

mientos conceptuales a quie-

nes se les presuponía carentes

de ellos, ha pasado a ser el de

un propiciador de experien-

cias de aprendizaje, mediador

de conflictos cognitivos, y

también sociales, acompañan-

te autorizado en el complejo

mundo afectivo y emocional